La web Religiosas del Sagrado Corazón en España utiliza cookies propias y ajenas para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Éstas no identifican al usuario ya que sólo recogen información de la navegación de forma ANÓNIMA.

Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Más información sobre los cookies.

 
 
 
Lunes, 20 Agosto 2018 20:41

Dom 26 agosto - Ana Luengo Michel

San Juan 6,60-69

2018 08 26 lit«Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.»

Cuantas veces nos encontramos intentando lograr moldear algo de nosotros mismos sin éxito, una y otra vez, una y otra vez... Y luego hay cosas que que nos resultan "sospechosamente" fáciles, algo que vemos que otros no consiguen y a nosotros nos resulta casi fácil.

Para mi este uno de los misterios del Padre, y como todos sus misterios nos hacen crear teorías, darles vueltas, intentar explicarlos, y frustración al darnos cuenta de que no lo vamos a entender jamás, y rendidos exclamamos como Pedro "Señor, ¿a quién vamos a acudir?"

 

Ana Luengo Michel
Imagen de pixabay.com

 

 

Domingo, 19 Agosto 2018 18:39

Bantabá - despedida verano 2018

2018 08 19 Bantaba.1Desde Bantabá (proyecto socioeducativo en Las Norias, El Ejido, Almería).

El sábado 18 de agosto, las últimas voluntarias de este verano dejaban esta tierra almeriense donde han trabajado, disfrutado, descubierto, recibido y tantas cosas que la gente y la vida les ha brindado en este tiempo en Las Norias y que con pena dejan.

El viernes 17 terminó el curso intensivo de español para personas inmigrantes. La fiesta, el agradecimiento y la entrega de 120 certificados dieron por finalizado el curso del verano 2018.

A las religiosas que vivimos en esta comunidad solo nos queda dar...

2018 08 19 Bantaba.2GRACIAS! a Asunta, Manoli, Julia, Iolanda, Eli, Elena, Soraya, Saoia, Bea, Ana, Cibele y Estitxu, las 12 voluntarias que este año cogieron la maleta y se lanzaron a la aventura. Os aseguro que para unas cuantas fue todo un reto, y un par de noches casi sin dormir..... Gracias a vuestra presencia se ha podido organizar un año más este curso intensivo de español que tanta gente necesita y pide. Gracias por poder compartir con vosotras la tarea de todo el año. Gracias por poder comprobar una vez más en vosotras que la relación, el contacto con aquellos que poco tienen y viven en situaciones a veces muy duras saca lo mejor de nosotras y potencia el deseo de vivir la fraternidad por encima de culturas, lenguas...

GRACIAS! a todos nuestros amigos y amigas procedentes de otros paises que un año más o quizá el primero, pusieron la confianza en el curso que se les ofrecía. Gracias por el cariño y agradecimiento que hemos recibido y por el ejemplo y las lecciones de vida que a diario recibimos de vosotros , vuestra vida nos habla de generosidad y lucha en medio de la adversidad!!

GRACIAS! a Juani, Jero, Salva y Manuel por ofrecernos una visita a vuestros invernaderos y hablarnos con tanta pasión del vuestro trabajo en la agricultura. Incluimos también a Semillero La Joya, al que también acudimos.

Y por supuesto GRACIAS a Dios por hacer todo posible. Y la suerte de colaborar con El en su causa.

El verano que viene más!!!! A los que os gustase venir... ya sabeis, contactad con nosotros Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
 

2018 08 20 filEl “Momento Rebecca” en Filipinas

Desde cuando Filipina Duchesne y sus compañeras se embarcaron para el Nuevo Mundo en un barco llamado Rebecca, hemos empezado a hablar de "momentos Rebecca" como momentos de elección, a veces en situaciones peligrosas o cuando se enfrenta una incertidumbre similar sobre el futuro, como la afrontó Filipina cuando se embarcó en el Rebecca en 1818.

En Filipinas nuestro momento "Rebecca" llegó el 22 de agosto de 1969, cuando las dos primeras RSCJ filipinas "zarparon" de Japón en respuesta a la llamada del Concilio Vaticano II para la renovación de la vida religiosa. Fue 151 años antes, el 21 de agosto de 1818, que Filipina Duchesne puso los pies en la calle Market Street Landing en St. Louis, Missouri.

Más religiosas como Filipina se unieron a ellas para iniciar una "pequeña sociedad" viviendo en un apartamento alquilado en el centro de la ciudad de Manila y tratando de descubrir cómo habría tomado forma su vida religiosa como RSCJ. La comunidad participó en la acción política y en la educación durante los sucesivos veinte años de ley marcial hasta que la Revolución del Poder Popular derrocó la dictadura en 1986.

Poco después, como nuestra contribución a la reconstrucción de la nación, fuimos al norte de Samar, una de las provincias más pobres y olvidadas de Filipinas. Este año celebramos treinta años de presencia en esta misión, parecida a la de Filipina Duchesne.

Toda nuestra pequeña comunidad del Distrito de Filipinas rezó y discernió las decisiones y al final desarrolló una forma de vida religiosa post-vaticana que fue considerada un avance en el estilo de vida y en los ministerios de la Sociedad del Sagrado Corazón.

 

Maribel Carceller rscj
Imagen: Maribel Carceller rscj (PHI)
Publicado en la web rscj internacional

2018 08 16 abusoMaría Eugenia Valdés, religiosa SCJ: “Todas nos estamos preguntando si vivimos situaciones abusivas como mujer, consagradas y laicas”

Por Mónica Maureira

María Eugenia Valdés hace 27 años que es religiosa de la Congregación Sagrado Corazón de Jesús, hace cuatro que vive en una población de Reñaca Alto (“que no tiene nada que ver con Reñaca Bajo”, advierte) y recién este año reconoce que comenzaron a “hablar” en comunidad de la crisis de la Iglesia Católica detonada por la seguidilla de denuncias contra sacerdotes por abusos sexuales y de poder. 

Dedicada también a la Pastoral de la Diversidad Sexual, recuerda que hace algunas semanas participó de una Asamblea Diocesana que reunió al obispado de Valparaíso y que el sentir unánime fue de “vergüenza y desilusión” aunque “algunos también hablaron de esperanza”, se detiene. “Hay mujeres que están comenzando a enfrentarse a la figura del sacerdote, a cuestionarle lo que está pasando. El encuentro diocesano fue sobre el abuso y por primera vez la gente se atrevió a hablar delante del administrador apostólico Pedro Ossandón”, quien reemplazó al obispo Gonzalo Duarte mencionado en una de las querellas por abusos sexuales, encubrimiento y asociación ilícita presentadas por un ex seminarista tras su paso por el Seminario Pontificio Menor de San Rafael. La denuncia presentada en 2012 está sobreseída.

Dice que no es capaz de leer aún las denuncias contra Cristian Precht en el libro “Precht, la culpas del vicario” de la periodista Andrea Lagos; que lo dejará para el verano cuando espera que las dificultades por las que atraviesa la iglesia amainen. Sin embargo, cuenta que la cercanía con los relatos narrados en “El huerto de los corderos” de Alejandro Sandrock, la hacen igualmente conectarse con las víctimas, con ese dolor y lo demoledor que resulta el abuso, en todas sus manifestaciones.

En medio de ese desplome, dice tener más de una convicción intacta: “Falta la voz de las mujeres en esta crisis que está viviendo la iglesia, faltan sus denuncias por discriminación y violencia, que se escuchen y se hagan caso a las situaciones que ellas han vivido. Todas nos estamos preguntando si vivimos situaciones abusivas como mujer, consagradas y laicas. Una agradece no haber vivido abuso sexual, pero quizás sí vivimos otras prácticas abusivas que aparecen como más pequeñas, más naturalizadas y que son igualmente violentas.”

Ola feminista: “Agradezco que la hagan”

Cuando hace algunas semanas aparecieron en televisión las denuncias de siete religiosas de la Congregación de las Hermanas del Buen Samaritano, se estremeció. “Sus relatos son tremendos, dolorosos. No dejo de pensar que hay muchas congregaciones pequeñas como las del Buen Samaritano donde se pueden estar dando ese tipo de situaciones. Donde las mujeres se pueden estar sintiendo pasadas a llevar por hombres y lo peor de todo, por mujeres también. Y lo desconocemos, no nos estamos enterando.”

María Eugenia Valdés está segura que esas denuncias de maltrato y abuso son una pequeña muestra de lo que sucede con la iglesia y las mujeres, y que se hicieron eco al amparo de la avalancha de los testimonios de otras que acusan haber sobrevivido a situaciones de violencia, abuso y acoso sexual en las universidades, en los colegios; los medios de comunicación; en el marco de relaciones afectivas y también de dominio.

“Creo que las denuncias que han salido a la luz de mujeres vinculadas a la iglesia tienen relación con las acciones del movimiento feminista y de mujeres. Afortunadamente (en la iglesia) las mujeres están despertando. A nivel de la industria del cine las mujeres despiertan, en la televisión chilena también, en la política, las estudiantes. No se trata de situaciones que estén pasando hoy, vienen desde hace tiempo. Hoy las mujeres salen a la calle y se exponen. Se exponen a juicios bien duros. Entiendo que las mujeres, las chiquillas jóvenes, se manifiesten; entiendo que lo hagan con las pechugas al aire; que hayan llevado hasta ese punto su rabia y agradezco que lo hagan.”

Esta situación que describe como “nada de nueva”, le preocupa. María Eugenia Valdés se pregunta por la manipulación de conciencia, por los silencios que se imponen a las mujeres, por el descuido reiterado de la iglesia al acoger a las víctimas y la nula preparación que tiene la institución para enfrentar los abusos sexuales.

“Estuvimos en un segundo encuentro de Mujeres Iglesia cuando habían salido a la luz las dos cartas del Papa Francisco.  La que supuestamente se filtró y la que fue pública, la de la Iglesia del Peregrino en Chile. Nos juntamos cerca de 100 mujeres, laicas, religiosas de diversas congregaciones, de distintas partes del país. Ahí plantee la urgencia; que debíamos estar atentas a lo que pasaba con las mujeres, porque hemos escuchado los abusos que han afectado a hombres y no los testimonios de las mujeres. De ahí salen las primeras columnas, nuestros primeros escritos, esta otra forma de hablar.”

Así repasa un tercer libro, “Los secretos del imperio de Karadima” y el papel que tuvo Verónica Miranda (ex cónyuge de James Hamilton) en el inicio de las acusaciones por abuso sexual que pusieron fin al círculo de protección del párraco de El Bosque. “Pensé en lo que había pasado con Verónica Miranda. Cuando leí el libro me dieron ganas de correr y de ir a abrazarla y darle las gracias. Porque si una mira bien, con detención, lo que hizo James Hamilton fue en buena parte gracias a ella. Verónica lo anima a denunciar, lo libera, lo acompaña incluso cuando ya están separados. Ella también sufrió abuso de Karadima, un abuso horroroso de poder y de conciencia. Por qué no tuvo la dimensión de las otras denuncias” se pregunta.

Mujeres sencillas frente al PADRE

Valdés explica que, en general, la vida religiosa femenina la integran mujeres de clases sociales medias o bajas, exceptuando a quienes son parte del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, los Legionarios de Cristo (fundada por el sacerdote mexicano Marcial Maciel acusado de abuso sexual contra niños y una doble vida) o del Opus Dei.

Sobre esas “mujeres más sencillas” que quieren sacar su voz recae el poder económico y el político. “Se cruza un asunto de clase que hace menos creíble aún sus denuncias. Cuántos hombres que han vivido abuso no han sido íconos de estas denuncias porque viven en sectores más populares.”

Recuerda que en enero de este año, unos días antes de la llegada del Papa Francisco a Chile, hubo un seminario organizado por la Fundación para La Confianza donde se presentaron experiencias de abusos sexuales sucedidas en México (como las cometidas por Maciel) y en Francia. “El tema de la mujer y los abusos hacia ellas no estuvo presente. Hubo dos mujeres que expusieron pero de abusos de hombres hacia otros hombres.”

A la desigualdad género y de clase social, se suma la figura del cura como un padre, con mayúscula. “Una imagen muy confusa. Las familias le dan a los curas un poder tremendo. Su figura es omnipotente, naturalizamos esa idea del padre y no corresponde que la usemos. Todavía tener un amigo cura, le da estatus a las familias. Para las personas que viven la pobreza, mayor aún.”

María Eugenia Valdés cree que la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile (Conferre) debiese tener un papel más protagónico en la situación que afecta a las religiosas del Buen Samaritano “para que no pasen al olvido” y también en las denuncias que están por venir. “Tenemos que hacernos cargo de ellas. Son pobres, somos tierra de nadie. Tenemos que hacernos cargo de ellas y de las que sacan la voz. Hay que reparar, la iglesia tiene que reparar de manera consistente en el tiempo.”

Para acoger a las que aún no sacan la voz, tiene que haber un reconocimiento de que estas denuncias son ciertas y no una vía para atacar a la iglesia. “Soy iglesia y estamos haciendo valer nuestros derechos. Quiero apoyar a las personas que se han sentido tan vulneradas, a esas personas a las que se les ha truncado su vocación, empobrecidas en lo material pero también en lo espiritual. Tenemos que llegar a hacer justicia hasta el final.”

Dice Valdés que para proteger a los mujeres que denuncien se deberán crear espacios de acogida y defensa de religiosas y laicas, aunque ello implique “llenarnos de protocolos”.  “Será importante que nos dejemos ayudar, que contemos con la ayuda de personas que le den credibilidad y apoyo a las mujeres porque nosotras al interior de la iglesia no sabemos. Me reconozco, y eso que he caminado, que a veces tampoco he sido respetuosa de la dignidad de la mujer. Minimizar a la mujeres es un ejercicio de poder atroz y el Estado de Chile también tiene que tomar cartas en el asunto porque son sus ciudadanas las que están sufriendo.”

A María Eugenia Valdés el último perdón de la Conferencia Episcopal le deja un sin sabor. “Todavía hay incapacidad de mirarse. Los lideres de la iglesia siguen siendo poco creíbles. Pero al menos, por fin, le ponen nombre a lo sucedido. Tengo una rabia tremenda y no entiendo algunas conductas del Papa. No me gusta que diga que está mal informado. Me cuesta creerle”, piensa mientras advierte que aún quedan gestos políticos por hacer.

 

Publicado en oge.cl

Lunes, 13 Agosto 2018 21:03

15 agosto - Fiesta de la Asunción

2018 08 15 asuncion.12018 08 15 asuncion.2“ DICHOSA TÚ, QUE HAS CREÍDO” Lc 1; 39-56

La Asunción es un día muy festivo y significativo en pleno verano. En pueblos y ciudades las familias y amigos se reúnen, y hay celebraciones populares y religiosas.

Celebramos la fiesta de María, mujer creyente que se fió de las palabras que le fueron dichas de parte del Señor, por ello, su prima Isabel la llamó “dichosa”. Mujer de una fe que moviliza, que le lleva a ponerse en camino con prontitud para ayudar a su prima que estaba embarazada, que celebra con inmenso gozo el encuentro con ella y la nueva vida engendrada; fe que le ilumina los ojos del corazón, y le lleva a proclamar el amor misericordioso y fiel de Dios con ella y con su pueblo, a reconocer el modo de Dios que enaltece a los humildes y colma de bienes a los pobres.

La palabra de hoy nos invita a contemplar a María, a mirar nuestra experiencia de creyentes, a preguntarnos cómo nos moviliza la fe y qué nueva visión sobre nuestro mundo nos lleva a proclamar. Dejémonos acompañar por Ella, que a lo largo de su vida hizo un camino como madre, discípula y apóstol, con momentos de gozo y momentos oscuros, poniendo su confianza en El Dios de la Vida y viviendo en Él.

 

Miren Lumbreras rscj
Imagen tomada de la web

 

2018 08 13 fil.12018 08 13 fil.2Vuelve Filipina a Sta Marie d’en-Haut

En 1801, en medio del frío glacial de aquel invierno, Filipina llama a unos chicos que andaban rodando por las calles de Grenoble y les ofrece un trabajo poco frecuente: ayudarla a rehacer su querido monasterio de la Visitación devastado por la Revolución francesa.

Los vemos cargados con paquetes pesados.

Nos los imaginamos alegres y alborotados…

Una misión con los niños que recibió de una manera muy clara en mayo de 1800 durante su peregrinación a La Louvesc, aldea evangelizada por San Francisco Regis. Vuelve decidida a “enseñar a los pobres como hizo San Francisco Regis”.

Tenacidad, valentía, generosidad animan a Filipina en esta misión y más aún porque “yo veía en el rostro de esos chicos el reflejo de la mirada del Señor”, afirma ella.

¿Mirada Contemplativa? Sí, toda su felicidad era estar ahí, como ella estuvo, en aquella noche bendita del jueves santo en abril 1806: “Era más feliz entre ellos que todos los potentados de la tierra”.

¿Hoy? Misión siempre actual según el Papa Francisco: “El analfabetismo existe todavía… es una gran injusticia que toca la dignidad de la persona humana. La enseñanza es de verdad una forma específica de evangelización.” 

Con la valentía, la tenacidad, la generosidad de Filipina, y la fuerza de nuestro carisma, respondamos a esta llamada de todos los tiempos: trabajar por el crecimiento integral de la persona, por construir un mundo de justicia y de paz en respuesta al grito de los pobres, por anunciar el Evangelio (según las Constituciones nº 13).

 

 

Colette Mercier rscj
Imagen: Robin (Catherine Blood, rscj)
Publicado ejn la web rscj internacional
Jueves, 09 Agosto 2018 19:31

Bantabá 2018 - llega el último grupo

2018 08 08 BantabaEn Bantabá (proyecto socioeducativo del poniente Almeriense en Las Norias de Daza), hemos dado la bienvenida a nuestro último grupo de voluntarias de este verano.


Aqui os dejamos una foto de Estitxu, Bea, Ana y Cibele que ya llevan cuatro dias empapándose de la realidad de esta zona y desarrollando el CURSO INTENSIVO DE ESPAÑOL para personas inmigrantes de la zona.


Jueves, 09 Agosto 2018 19:07

APOROFOBIA - Entrevista a Adela Cortina

2018 08 08 Adela CortinaEntrevista a Adela Cortina, catedrática de ética en la  Universidad de Valencia y ex alumna del SC de Godella.

"El pobre siempre ha sido dejado de lado y despreciado..."  Así comienza Adela Cortina su entrevista, a raiz de su libro publicado:

APOROFOBIA, EL RECHAZO AL POBRE: UN DESAFIO PARA LA SOCIEDAD DEMOCRATICA

 

Para ver el vídeo tickar aquí

 

 Adela Cortina, quien fuera galardonada con el Premio Nacional de Ensayo 2014, nos presenta Aporofobia, el rechazo al pobre, una reflexión imprescindible sobre uno de los problemas sociales y políticos más acuciantes de nuestro tiempo.

Quienes producen verdadera fobia no son tanto los extranjeros o las gentes de una raza diferente como los pobres. Los extranjeros con medios no producen rechazo, sino todo lo contrario, porque se espera de ellos que aporten ingresos y se les recibe con entusiasmo. Los que inspiran desprecio son los pobres, los que parece que no pueden ofrecer nada bueno, bien sean emigrantes o refugiados políticos.

Y sin embargo no existe un nombre para una realidad social que es innegable. Ante tal situación, Adela Cortina buscó en el léxico griego la palabra «pobre»,áporos, y acuño el término «aporofobia», que se está imponiendo de forma exponencial. Además de definir y contextualizar el término,

Adela Cortina explica la predisposición que tenemos los seres humanos a esta fobia y propone caminos de superación a través de la educación, la eliminación de las desigualdades económicas, la promoción de una democracia que tome en serio la igualdad y el fomento de una hospitalidad cosmopolita.

Libro disponible en La casa del libro

 
 
 
 
 
Martes, 07 Agosto 2018 17:57

Dom 12 agosto - Teresa Gomà, rscj

2018 08 12 litEl pan de vida es la promesa de Jesús que entronca con la alianza inicial de Dios con el mundo: la creación como origen, el pan de vida como fidelidad, la resurrección como esperanza. 

Acostumbrados al alimento que sacia de inmediato, que nos gratifica con mil sabores, formas y colores, el alimento de Dios no solo gratifica, sino que es fecundo, que nos aporta aquello que realmente necesitamos, y sana nuestro cuerpo y nuestro corazón.

Recibir ese pan, ofrecer ese pan, compartirlo.... es el mejor signo de que la promesa de vida permanece. 

Teresa Gomà, rscj

2018 08 06 filFilipina
Grano de trigo caído en la tierra….



"Filipina no hizo más que abrir el surco, y sembrar la semilla con grandes dificultades.
Pero el Sagrado Corazón volverá a cosechar un
día...
A ella, le tocó abrir el camino a través de las espinas: es la
pionera de Dios"
(Mons. Baunard).


El camino de Filipina fue el del ocultarse. Animada por la intuición de anunciar el Amor en los confines del mundo, desembarca en la tierra de Louisiana, y empieza, a una edad ya avanzada, una paciente aventura de siembra. Gracias a las llamadas y a las promesas recibidas, en un diálogo valiente con los hombres de Iglesia que le son dados por compañeros y guiada por una intuición muy femenina, avanza con discernimiento. A pesar de los frutos abundantes y del rápido avance de la misión, da la sensación que solo ve el aspecto escondido y sufriente. Lleva la cruz con Jesús, mientras que la resurrección acontece en torno a ella.

Hoy nuestras tierras se vuelven pedregosas al rechazar a Dios en una cultura de la indiferencia pero, por otro lado, una sed de más humanidad y el deseo de una transición ecológica, fertiliza esas mismas tierras. ¿Qué surco abrir, qué semilla echar? La fragilidad aceptada, la búsqueda de un profundo silencio interior, la participación humilde y titubeante en la búsqueda que viven los ciudadanos de hoy, ¿no será la cruz que tenemos que llevar, recorriendo con Jesús en medio de la oscuridad, esos caminos con la esperanza de que un día se dé la cosecha, aunque quede fuera del alcance de nuestros ojos?


Marie-Paule Préat, RSCJ
Provincia de Bélgica - Francia - Países Bajos
Publicado en la web rscj internacional

Back to top