actualidad RSCJ
pastoral
anteriores
Blog | proyecto Norte-Sur | Actividades
espiritualidad
anteriores
D. Aleixandre | M. López | Liturgias | Publicaciones
justicia y paz
anteriores
experiencias apostólicas
anteriores
RSCJ | Colaboradores y amigos
Formulario de Contacto Acceso webmail RSCJ Canal RSS RSCJ Acceso blog CAFEZOOMBLOC Acceso información legal Enlaces de interés
Acceso webmail RSCJ Canal RSS RSCJ Acceso blog CAFEZOOMBLOC Acceso información legal Enlaces de interés

RSCJ EN EL MUNDO

¿Cómo presentarnos en pocas palabras?

¿Cómo describir la vida y la misión de casi dos mil quinientas religiosas del Sagrado Corazón, llamadas por Dios para el servicio del mundo y de la Iglesia?

Desde la intuición original de Magdalena Sofía Barat las Religiosas del Sagrado Corazón buscan descubrir y manifestar el amor del Corazón de Jesús. Reunidas en comunidad están llamadas a anunciar el Evangelio y abrir caminos para la justicia, la esperanza y una vida más amable para todos.

La Congregación de Religiosas del Sagrado Corazón es internacional desde sus orígenes. Están presentes en los cinco continentes, desde Europa hasta Oceanía lo que supone una enorme y rica diversidad religiosa, geográfica y cultural puesta al servicio de la misión común de manifestar el amor de Dios al mundo. Este camino de internacionalidad es un desafío y una oportunidad para encarnar de múltiples formas y con diversos rostros el amor de Jesús.

Dónde estamos en el mundo (mapa RSCJ Internacional)

Dónde estamos en España (mapa)

NUESTRA VISIÓN

Nuestra mirada está marcada por las palabras del evangelista Juan: «Mirarán al que traspasaron» (Jn 19). Llamadas a ser plenamente contemplativas y apostólicas, contemplamos a Cristo de cuyo costado abierto brota el manantial de la Vida y buscamos su presencia escondida en cada uno de nuestros hermanos y hermanas.

Esa mirada hace nacer en nosotras un único deseo: permanecer en el amor de Jesús como sarmientos injertados en la vid, recibir de él impulso y vitalidad, formar un solo corazón y una sola alma en torno a su Eucaristía, manifestar en medio de un mundo herido la compasión y la fidelidad de su Corazón.

Desde ese Centro que nos atrae y nos configura, queremos ser mujeres de relación, capaces de compadecer y de reconciliar, siempre de parte de la vida, habitadas por el deseo de gastarla gratuitamente junto a los más pequeños y vulnerables.

Vivimos el desafío de dialogar entre nuestras diferentes culturas; de estar insertas en muchos lugares y convocadas en una Iglesia caminante; de recorrer nuevos caminos sin perder la sabiduría de las que nos precedieron. Somos conscientes de nuestra fragilidad y de nuestros límites pero nos sabemos sostenidas por la presencia cercana de María, por una tradición que amamos y por el apoyo que recibimos unas de otras.

Seguras de que el amor es más fuerte que la división y la vida más que la muerte, tratamos de vivir atentas al latido del Corazón de Dios en el corazón del mundo.

NUESTRA MISIÓN EDUCADORA

Como discípulas de Jesús, aprendemos de Él un modo de vivir y de relacionarnos según los valores de su Evangelio: compasión, servicio, confianza fraterna, verdad, humildad, libertad. Magdalena Sofía bebió de esa fuente y soñó con un grupo de mujeres que vivieran una misión educadora apasionante. Convocó a su pequeña Sociedad hacia la visión que era el centro de su existencia: la gloria del Corazón de Jesús y la vida de cada persona.

Las que hoy la formamos nos sentimos un eslabón más en la cadena de mujeres que han continuado la misión que Sofía alentó y han querido amar el mundo con el amor mismo de Dios. Vivimos la alegría de haber encontrado un tesoro en la tierra recibida como herencia: educar para nosotras evoca transformación y reciprocidad, espacios en los que cada persona pueda ponerse en pie y abrirse a la verdad, al amor y a la libertad; descubrir el sentido de su vida y entregarse a los demás; colaborar creativamente en la transformación de un mundo que sea hogar para todos; vivir la experiencia del amor de Jesús y comprometerse en una fe activa.

NUESTRO SERVICIO EN LOS COLEGIOS

Nuestro servicio a la Iglesia y al mundo se realiza a través de la educación. Uno de los modos de realizar este servicio es a través de instituciones de educación formal, desde el preescolar hasta la universidad. Optamos por la formación integral de la persona, buscamos una educación transformadora que comprometa a la acción personal, la acción social y la vivencia y el acompañamiento en la fe. La colaboración con otros marca nuestro talante educador.

Colegios del Sagrado Corazón en España (mapa)

NUESTRA PASTORAL

"Celebramos agradecidas los logros cotidianos de muchos hermanos y hermanas que se han adelantado en la búsqueda de otro mundo posible. Junto con ellos y ellas, fortalecidas por el Espíritu, queremos seguir buscando el rostro de Dios en nuestra historia"
Capítulo General 2008

Queremos buscar a Dios con otros/as y favorecer espacios en los que podamos responder a las necesidades de nuestro mundo de hoy: la sed de Dios, el hambre de justicia, el deseo de equidad y la búsqueda de sentido y de pertenencia, necesidades que también nosotras experimentamos.

Queremos compartir nuestra espiritualidad del corazón, convencidas de que tiene mucho que decir al mundo de hoy y queremos hacerlo de una forma especial con los jóvenes. Escuchamos una fuerte invitación a caminar con ellos/as compartiendo nuestra sed y nuestras aspiraciones, uniendo nuestros esfuerzos para construir un mundo conforme al Reino de Dios.

Nuestra pastoral quiere ser ante todo espacio y espacios donde nos encontremos con el Dios de la Vida y miremos el mundo a través del Corazón traspasado de Jesús comprometiéndonos para que todos tengan vida.

NUESTRA ESPIRITUALIDAD

"¡No me hables más de tus rejas!”- dijo un día Sofía a su amiga Rosa Filipina que añoraba la clausura monástica. “¿Es que nuestros proyectos y acciones pueden quedar encerradas detrás de las rejas?"

Para ella, comunicar a otros el Amor que había descubierto se había convertido en su pasión dominante. “Cuanto más se ama, más se desea hacer amar...", decía. Por eso hablaba de “abrir” colegios, como quien dispone espacios acogedores y de puertas abiertas en los que se podía ayudar a otros a buscar y encontrar el tesoro escondido del amor de Jesús.

Hoy su sueño se ha ensanchado y las religiosas del Sagrado Corazón ofrecemos otros muchos otros espacios y plataformas desde los que compartir, en amistad y reciprocidad, lo que hemos recibido gratis: una espiritualidad en la que Jesucristo es el centro de gravitación de nuestras vidas y su Espíritu el que nos impulsa a llevar a otros la buena noticia de su ternura y su compasión.

EJERCICIOS ESPIRITUALES Y ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL

CANTABRIA
CATALUÑA
GALICIA
GRANADA
MADRID
NAVARRA
PAIS VASCO

CASAS DE ACOGIDA Y ORACIÓN

Casa "Sofía Barat" (Madrid)
Casa de Santa María de Huerta (Soria)
Casa Placeres (Pontevedra)
Casa "Zabaldika" (Navarra)
Casa de Miraflores de la Sierra (Madrid)

TEXTOS Y PUBLICACIONES

Textos de Dolores Aleixandre
Textos de Mariola López
Publicaciones
Liturgia del Domingo

NUESTRO SERVICIO SOCIO-SANITARIO

Socio-sanitario

Algunas RSCJ realizan su actividad apostólica en Instituciones propias. Otras en escuelas y centros de adultos, de ancianos, de emigrantes; en algunos barrios, en pueblos, y en ciudades; en grupos que trabajan por los derechos humanos, en parroquias, casas de oración, en enfermerías, en centros de salud y hospitales.

La búsqueda de la justicia, la paz y la integridad de la creación atraviesa todas las dimensiones de nuestra vida, nos vincula como Congregación, nos da una orientación común y nos impulsa a comprometernos con las nuevas realidades sufrientes.

CENTROS DE INTEGRACIÓN Y ACOGIDA DE INMIGRANTES:

Centro Socio-Cultural Inlayapas

C/ Portería de Santa Paula s/n
18001 (Granada)
Tlf.: 958 282 929

Centro Inmigrantes Sagrado Corazón

C/ Mallorca, 59
35110 Vecindario (Gran Canaria)
Tlf.: 928 756 845
sagradocorazonbalos@gmail.com

Centro Socio-Cultural

C/ Asociación 25 de mayo, 58
14800 Priego de Córdoba (Córdoba)
Tlf.: 957 700 008
pepacasvi@yahoo.es

Centro de Integración Sagrado Corazón

C/ Los Curas 7, bajo
28850 Torrejón de Ardoz (Madrid)
Tlf.: 916 766 284
lthomasdeantonio@gmail.com

Casa de las Norias

C/ Río Ebro, 34
04716 Las Norias de Daza (Almería)

Proyecto BANTABÁ

Carretera de la Mojonera, 166
04716 Las Norias de Daza (Almería)
Tlf.: 950 587 808
bantabarscj@gmail.com

NUESTRA HISTORIA

El Ayer

En Paris, en el año 1800, Santa Magdalena Sofía Barat trató de responder a las necesidades de su tiempo, después de los graves acontecimientos de la revolución francesa. A través de la educación de niñas y jóvenes, quiso contribuir a una acción renovadora de la sociedad de entonces.

Magdalena Sofía Barat

Sus orígenes | Contemplativa | Fundación de la Congregación | Fidelidad a la Iglesia | Influencia social | Colegios


EE y Retiros | Obediencia al Espirítu | Don de la realidad | Fuente de inspiración | Fuente de energía | El futuro


Rosa Filipina Duchesne

Introducción | Sus orígenes | Religiosa del SC | Primera misionera del SC | Contemplativa | Vida en Lousiana | Canoninazión


El Hoy - nuestra historia desde el Vaticano II a través de los Capítulos Generales

Historia Introducción | Capítulo General 1964 | Capítulo General 1967 | Capítulo General 1970 | Capítulo General 1976 | Capítulo General 1982 | Capítulo General 1988 | Capítulo General 1994 | Capítulo General 2000 | Capítulo General 2008

NUESTRA FORMACIÓN

El amor de Jesús, tal como se manifestó en su vida entera, configura nuestro estilo de formación. La formación es para nosotras, RSCJ, un modo de disponernos ante la vida, una invitación constante a aprender, a crecer, a dejarnos transformar.

formaciónLa comunidad es el lugar donde somos llamadas por Dios a vivir como hermanas y donde, a veces, también recibimos la bendición de la amistad tan valorada por Sofía. Nuestra vida juntas es un don y un proceso que nos invita a una transformación constante y siempre supone un desafío para nosotras. La comunidad es el lugar central de nuestra formación, en el que somos trabajadas a través de las relaciones y nos ofrecemos posibilidades para vivir una mayor integración.

Para Sofía «el espíritu de la Sociedad está esencialmente fundado en la oración y en la vida interior» (Const. 17). Ella nos invita a cuidar nuestra vida interior, porque es fuente de fecundidad, gozo, y vitalidad para nosotras. Reconocemos una vida interior saludable cuando ésta se manifiesta en la calidad de nuestras relaciones, en nuestra capacidad de intimidad y en nuestra entrega a los demás.

formaciónQueremos comunidades con una vida sencilla y entre los pobres. El Reino y la misión de Jesús son el horizonte y el sentido de nuestra formación. En la vida cotidiana los pobres participan en nuestra formación, nos enseñan a ser generosas y acogedoras porque ellos nos reciben con generosidad, a pesar de su falta de recursos, y también nos aportan elementos para discernir lo esencial, cuando vemos y tocamos sus carencias. La simplicidad y la gratitud por los dones de cada día son elementos que proporcionan gozo y que queremos cultivar.

Sentimos una fuerte invitación a vivir nuestras vidas de manera más integrada, más plena y libremente. Con más consciencia de los dones y límites de nuestro cuerpo y de nuestra dimensión afectivo-sexual. Con más gozo en nuestro ser de mujeres, ensanchando nuestra capacidad de amar y de ser amadas.

Queremos desplegar en lo cotidiano lo que significa hoy para nosotras vivir unidas y conformadas con Jesús. Somos conscientes de que la formación es la obra de Dios en nosotras a lo largo del viaje de la existencia. Un viaje que tiene sus etapas vitales, sus diferentes paisajes, sus sorpresas, sus aprendizajes… y que transitamos acompañándonos unas a otras. Por eso, hablar de formación es hablar de todas, sea cual sea el momento de nuestras vidas que, en crecimiento o disminución, pertenecen por entero a esa obra de Dios.

El Resucitado nos espera en nuestras Galileas actuales, en las bendiciones y desafíos de la realidad, para hacernos más humanas y más capaces de dar y recibir amor. Como discípulas de Jesús queremos continuar ofreciendo su don para alegrar y sanar, para reconciliar y celebrar, para cuidar y embellecer… Para dar a cada persona la posibilidad de recomenzar una vez más.

«Desplegar la vida. Ofrecer el don recibido»

SER RSCJ HOY

Hoy como ayer, mujeres de todas las culturas seguimos experimentando la fuerza del Amor de Jesús en nuestras vidas que nos llama a seguirle y a permanecer en Él.

Queremos vivir con sencillez, cercanas a los hombres y mujeres que nos rodean, especialmente a los más pequeños y pobres.

Como religiosas del Sagrado Corazón de Jesús descubrimos tres valores que, desde el inicio, están en el corazón de nuestra vocación:

  • la vida en comunidad donde, reunidas en torno a Jesús, compartimos lo que somos y tenemos y somos enviadas a anunciar el Evangelio.
  • una vida plenamente contemplativa en la que vivimos un encuentro personal con Jesús y en la que aprendemos a mirar la realidad con su misma mirada y sus mismos sentimientos.
  • una vida plenamente apostólica que nos empuja a salir al encuentro de los otros para comunicar el amor del Corazón de Jesús, encarnado en gestos sencillos y concretos.

Hoy nuestra vocación educadora, que también desde los inicios nos ha ido configurando, toma rostros variados que nos permiten caminar junto a niños, jóvenes y adultos en distintos ámbitos y lugares.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.